El e-commerce hace mucho tiempo que se instaló con fuerza en nuestro país, y su desarrollo ha superado incluso al promedio de Latinoamérica. Y es que la facilidad que brindan estos sitios web a la hora de comprar un producto, ha hecho que millones de personas día a día, se inclinen a ocupar esta modalidad de transacción.

Es muy simple: si creamos una página amigable, intuitiva y la llenamos de productos de buena calidad, entonces será bien recibida por nuestros clientes. Una vez que se encuentren navegando, entonces podrán efectuar más de una compra, lo que aumentará nuestra ganancias.

Ahora, lo importante es: ¿cómo brindar una buena experiencia a los clientes de mi tienda virtual? Sólo sigue leyendo las siguientes líneas para averiguarlo.

Navegación simple

Todos hemos pasado por una página web que no ha cumplido lo que realmente prometía o que tiene un contenido pobre e incoherente, que está lejos de satisfacer nuestras necesidades. Esto es lo que tienes que evitar en tu sitio. Debes ofrecer un proceso de navegación sin ningún tipo de defecto, fácil de utilizar y con los productos actualizados. Crea algo amigable y que sea intuitivo para el usuario.

Los productos son lo más importante

Es bueno invertir en el diseño de una página atractivas y con un look moderno. Sin embargo, los esfuerzos siempre deben estar orientados a priorizar tus productos. Muchas veces el diseño web o los elementos en el sitio hacen que distraigan de lo que verdaderamente importa: la compra. Hay que guardar cualquier elemento que pueda desenfocar al consumidor de su objetivo.

Implementa un sistema fácil de pago

Tal vez encontrar y seleccionar los productos que el cliente esté buscando pueda resultar algo sencillo, sin problemas. Sin embargo, si el proceso de pago se vuelve engorroso y tortuoso, entonces, toda la buena impresión que habíamos construido de nuestra página se irá al tacho de la basura. Por esto es que toda página de pago efectiva, debe ser rápida, para evitar que los consumidores abandonen sus carros de compra.

Menos de 3 segundos de carga

reloj
Cuando un e-commerce se caracteriza por lo lento que cargan sus páginas, lo más probable es que nos cueste un cliente. Existe una regla general que dice que si una página demora más de tres segundos en cargar, podrías perder un tercio de los visitantes y eventuales clientes. Puedes comprobar el tiempo de carga de tu e-commerce con algunas herramientas, como Page Speed.

Incluye testimonios

A menudo, antes de tomar la decisión de comprar, los clientes tienden a ver opiniones que hayan hechos otras personas para asegurarse de que están tomando una decisión acertada. Por lo mismo, es bastante atractivo que incluyas un apartado con el testimonio de clientes que ya han comprado en tu sitio web y en donde puedan referirse a lo positiva que fue su experiencia con tu marca.
busqueda

Agrega una función de búsqueda

Si nuestro e-commerce posee múltiples productos, con un sinfín de categorías, entonces hay que facilitarle el camino al usuario. ¿Cómo? Agregando una función de búsqueda para agilizar la compra y asistir a nuestro cliente. Cuanto más veloz sea el proceso de compra, más posibilidades existen de que tengas un producto vendido.

Imágenes de excelente calidad

Cada uno de los productos que exhibas en tu sitio, deben tener la mejor calidad, es decir, una buena iluminación, enfoque y ojalá mostrarlo desde varias perspectivas, para que puedas impulsar tus ventas. Es recomendable también que incluyas imágenes de uso del producto (en caso que lo amerite). Por último, es bueno que especifiques en qué colores están disponibles tus productos y hacer un zoom para brindar más información y generar más interés en ellos.

Sitio adaptado para móviles

Hemos sido majaderos con este punto en artículos anteriores. Y es que la adaptabilidad de tu e-commerce a dispositivos móviles es esencial para tener éxito y ofrecer una buena experiencia. Cerca del 50% de los compradores online, ocupan sus smartphones para realizar alguna transacción comercial, por lo que un diseño responsivo, es una obligación. Con esto, tus clientes podrán ver tus productos de forma ordenada, sin perderse nada.

Una tienda virtual es una excelente alternativa para un negocio en la actualidad. No obstante, se necesita de una web bien planificada y construida para ofrecer la mejor experiencia al usuario y así aumentar nuestra cartera de clientes. ¡Toma estos consejos y comienza a vender como nunca antes!

Sin comentarios...

Deja una respuesta