Tener un sitio web en la actualidad es una obligación. Sin embargo, llevar esta tarea a cabo no es algo sencillo, ya que además de las formas y las composiciones, algo fundamental a la hora de estructurar el diseño web, también entran en juego los colores. Incluso, hay especialistas que señalan que la combinación de los colores asociadas a una marca es tan fuerte, que una mala decisión puede condenarte tempranamente al fracaso.

Por lo mismo es que hay que seleccionar con cuidado los colores de nuestra web, ya que un visitante decidirá en cosa de segundos si permanece o no, o si buscará la página de la competencia. Si bien, no hay un mandamiento absoluto en cuanto a los colores que debemos elegir (mucho tiene que ver con el gusto y el público objetivo), sí existen algunas orientaciones que puedes seguir, para que tengas éxito.

Por lo mismo es que te aconsejamos seguir estos puntos, para que tomes la decisión correcta y puedas continuar por la senda de los buenos resultados.

Define tu público objetivo

darts-102919_640Esto es lo primero y lo más importante, porque la mayoría de los colores están ligados a determinados grupos, ya sea de género, etáreo, etc. La principal misión de un buen sitio web, es que atraiga y convenza a primera vista, por eso hay que seleccionar colores con los cuales nuestras visitas se sientan identificadas.

De esta forma, si el público al cual apuntamos es masculino, lo mejor es utilizar colores oscuros, opacos, como los grises y los negros, o colores fríos, como el azul y el verde. Por otro lado, el público femenino se compenetra más con tonos violetas o púrpuras, mientras que a los jóvenes se llega mejor a través de colores planos y llamativos, como el naranjo o el verde claro.

Transmitir emociones

Una de las funciones que deben cumplir una buena gama de colores, es la de transmitir un mensaje, llevar emociones. Diversos estudios han concluido que los colores estimulan nuestro cerebro evocando diferentes sensaciones como confianza, seguridad, pasión, misterio, etc.

Si tu negocio tiene relaciones internacionales, entonces hay que tener un poco de cuidado, ya que por ejemplo, el negro, tiene un significado al luto en nuestra sociedad, mientras que en India, es el blanco. Así que ojo, porque muchas asociaciones de colores tienen un fundamento cultural, por lo que necesitarás estudiar con antelación, para no cometer errores.

El equilibrio

Un aspecto vital a la hora de seleccionar colores para la marca y el sitio web, es el equilibrio. En la armonía de los colores está el secreto para que un diseño sea efectivo. ¿Cuáles son los colores que debemos seleccionar? Es recomendable respetar una de estas reglas:

  • Colores de la misma gama cromática: Esto quiere decir, utilizar diversos tonos de un mismo color.
  • Complementos: Son aquellos colores ubicados próximos en la gama cromática.
  • Opuestos: Dice relación con los colores situados, justo al lado opuesto de la gama cromática y que permiten generar un contraste.

Otro consejo es no abusar eligiendo colores. Con dos o tres ya es suficiente y se recomienda que siempre haya un color predominante al resto.

El contrastepair-707506_640

El contraste básicamente es lo que se produce cuando se combinan dos colores que no están relacionados. Esto es ideal a la hora de resaltar textos o imágenes y es muy eficaz cuando nuestro sitio posee Call to Action o llamados a la acción. La idea es combinar colores claros y oscuros para lograr un efecto visual atractivo, que invite a realizar una acción en nuestro sitio.

Composición y peso

Debido a los colores y a las formas, podemos dirigir la mirada de la vista y así resaltar algunos elementos. Si hablamos de composición, se dice que los colores cálidos pesan más que los colores fríos. La clave está en encontrar la armonía precisa para tu sitio web.

Para esto también existen tres reglas que pueden ayudarte:

  • Busca crear un sólo punto de impacto visual por página, al punto al cual dirigir la mirada.
  • Debes respetar la mirada del usuario. Esta siempre es de izquierda a derecha y de arriba a abajo.
  • No satures los espacios. Deja aire o espacios en blanco, para que la mirada tenga un descanso adecuado.

Si tomas en cuenta todos estos puntos a la hora de elaborar el diseño de tu sitio web, podrás crear algo atractivo para el usuario. ¿Sabes cuál es tu público objetivo?, ¿cuál es el color que más identifica a tu marca?, ¿has decidido qué es lo que quieres resaltar? Pues una vez que tengas respuestas a estas dudas, estarás listo, para crear un óptimo sitio web, para impulsar tu negocio.

Sin comentarios...

Deja una respuesta