5 errores que estás cometiendo con tu campaña de Adwords y cómo solucionarlos

El inicio en el mundo del marketing digital siempre es algo difícil. Esto, debido a que va evolucionando constantemente, lo que conlleva a que incluso los entendidos en la materia, siempre estén al tanto de estos nuevos cambios. Esto ocurre con Google Adwords.

Suele pasar que muchos emprendedores, al ver que no obtienen los resultados esperados y que su campaña no funciona, llegan a creer que el marketing digital no les ayudará en nada en el crecimiento de su negocio. Pero, a pesar de que pueden haber dificultades en el camino, te aconsejamos que no tires todo por la borda y que hagas una evaluación respecto a lo que no estás haciendo correctamente y así poder arreglarlo. ¿Cómo? No te preocupes. Con nuestra ayuda podrás comprender que las herramientas digitales son un gran aliado a la hora de conseguir nuevos clientes y así fortalecer tu negocio

A continuación te planteamos los errores más comunes que una persona o empresa puede cometer, en torno a su campaña SEM y así corregirlo en beneficio de tu empresa.

1. No prestar atención a la campaña

Es común que algunas empresgoogle_adwords_planas o pymes que están recién partiendo en este mundo, no le den atención a su campaña una vez que es puesta en marcha. Si bien esta es una manera muy potente de conseguir nuevos clientes, no es algo que se produzca mágicamente, sino que también debe haber un trabajo y una preocupación de fondo.

Una campaña de Google Adwords es como cuidar una planta: hay que preocuparse de ella y regarla a diario para que crezca. En nuestro caso, no es necesario que la veamos a diario, pero sí es importante realizar evaluaciones periódicas para ver cómo evoluciona y si hay que hacer mejoras. Así, tu campaña irá al alza -y por ende, tu negocio- gracias a una atención continua.

¿Cómo lo soluciono?

Debes analizar los resultados, revisar las pujas, que los anuncios estén escritos de forma clara y que no tengan errores. También es importante que exista concordancia en las palabras claves, que la segmentación geográfica sea la adecuada a lo que tú ofreces y por último, no descuidar el ROI.

2. Ignorar el tráfico móvil

Muchas campañas de Adwords están enfocadas exclusivamente en el tráfico web que llegan por los computadores. Si bien esto no está mal, tampoco hay que descuidar lo que podemos recibir a través de los dispositivos móviles. Hoy en día, es mucho más común que un prospecto haga una búsqueda mediante su smartphone, que a través de un computador de escritorio. Por lo mismo, es bueno que empieces a pensar en todas tus campañas en quienes realizan búsquedas por medio de los móviles. Ten presente que un usuario no se comporta de igual forma al navegar en diferentes dispositivos.

¿Cómo lo soluciono?

Recuerda que tu sitio web o landing page debe ser responsive (o adaptable a móviles). Esto garantizará una experiencia de usuario adecuada para quienes lleguen a tu sitio mediante un dispositivo de estas características. Además, ajusta tus pujas para móviles frente a las de los computadores de escritorio. Por último, haz que la conversión sea sencilla para el usuario, ya sea que te llamen por teléfono o completen un formulario sin complicaciones.

3. No tienes el anuncio perfecto

¿Las impresiones de tu anuncio no se convierten en clics? Entonces esto tiene directa relación con el anuncio. A veces es necesario realizar algunas pruebas para verificar cuál es la combinación perfecta que asegure que el éxito de tu campaña. En muchas ocasiones una modificación a una sola palabra puede hacer la diferencia entre un anuncio exitoso y uno que no generará un clic. Ah, y ojo, revisa la ortografía de tus anuncios, ya que si algo está mal escrito, le quita seriedad al aviso y a tu empresa.

¿Cómo lo soluciono?

Prueba haciendo test A/B y así mejorar las versiones de tus anuncios. No cambies todo el anuncio, sino que anda probando con un cambio a la vez. Por ejemplo, prueba cambiando el título -o parte de él- y así podrás definir la combinación ideal que te lleve más tráfico a tu sitio. De esta manera podrás ir descubriendo el tipo de anuncio que tus clientes desean y a raíz de esto podrás plantear nuevos grupos de anuncios.

4. Palabras claves que agotan tu presupuesto

keyboard-313375_640Habitualmente, una de las razones más importantes por la cual tu campaña no funciona, es que las palabras clave seleccionadas fueron al azar y no se hizo un investigación previa. Esto lleva a que las seleccionadas tiene una alta competencia y, por ende, el costo por clic (CPC) es muy caro y no es rentable.

Además, puede ser que algunas palabras clave efectivamente estén llevando mucho tráfico, pero que rara vez conviertan, es decir, tienes visitas de poca calidad que agotan apresuradamente tu presupuesto, sin conseguir los resultados que esperabas.

¿Cómo lo soluciono?

Es fundamental realizar una investigación de palabras clave exhaustiva antes de poner marcha la campaña y no ir arreglando en el camino. Asimismo, es bueno que persigas al usuario que realiza búsquedas más concretas, pues él sí sabe lo que quiere.

Define palabras clave negativas para librarte de los usuarios que no traerán rentabilidad a nuestra campaña y por último, controla las pujas, para así apostar por keywords que funcionen en un ciento por ciento.

5. La página de destino no concuerda con el anuncio

Esto es crucial para el éxito de la campaña. Google sabe a la perfección si el usuario encuentra lo que estaba buscando o si se va de tu página de destino, porque no es lo que esperaba. Debe existir una concordancia entre lo que se promete y lo que de verdad ofrecemos

¿Cómo lo soluciono?

Lo primero, es realizar anuncios, orientados al contenido que encontrarán los usuarios. También es importante que hagas landing pages adaptadas para cada tipo de anuncio y así lleguen a la página específica de lo prometido en el anuncio.

Mejora tu página de aterrizaje, si es posible crea dos versiones e identifica la que funciona debidamente, según las conversiones. Es vital que lleves a tus eventuales compradores a la página correcta.

¿Te sientes identificado con alguno de estos puntos? ¿Encontraste alguno de estos errores en tu actual campaña? Pues bien, estás a tiempo de corregirlo. Recuerda que la clave de una exitosa campaña de Google Adwords es ir probando y analizando, para así ir mejorando tus resultados y hacer crecer tus ventas.

Lo bueno se comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Otros contenidos recomendados:

×

¡Hola!

Tienes alguna duda haz click para whatsapear con nosotros o escríbenos a contacto@mdi360.cl

× ¿En qué podemos ayudarte?